“LA SUCESIÓN RIERA. Cosa juzgada írrita y fraudulenta”

Por Martha Wolff

El segundo libro que he tenido el honor de leer de Eliana Mutio confirma que estoy en presencia de una escritora con dos cualidades excepcionales: es una abogada que ama la Justicia impoluta y una gran relatora argentina al mejor estilo del realismo mágico. Al primero, “La Casa Rosenthal. Vivir y morir en Formosa, la tan amada”, publicado en el año 2019, tuve el honor de presentarlo ante mi admiración por su valentía investigativa de denuncia y por su estilo descriptivo de tiempo y espacio. Y del recientemente aparecido “La Sucesión Riera. Cosa juzgada írrita y fraudulenta” también estoy admirada, puedo decir que estoy ante una obra fundamental sobre la usurpación del Derecho por los poderes políticos y profesionales de turno.

En este nuevo libro, Eliana Mutio escribió como dos autoras encuadernadas que alternan en un solo tomo. El drama tiene lugar en la Provincia de Entre Ríos y ella se desdobla para contar sobre su trabajo y la historia de la familia a la que le tocó defender.

En el rol de abogada, en primera persona, describe cómo llegó a ella la Sucesión Riera que asumió para defender y por la que casi dio 10 vueltas alrededor de la Tierra en 13 años en los que realizó al menos 400 viajes que totalizaron aproximadamente 400.000 kilómetros. Eliana Mutio como cronista da testimonio de su odisea para lograr favorecer a gente humilde del poder, ávido de adulterar herencias vacantes a beneficio de jueces, abogados, letrados, funcionarios y toda gama de entretejido humano para ganar tierras y dinero. En sus descripciones personales tanto como familiares, de lugares y situaciones, sus relatos transmiten cotidianeidad compartiendo con el lector su mundo. Los cinco sentidos hacen descripciones que invitan a compartir sus emociones y sensaciones, sus alegrías y tristezas, sus desilusiones y sus esperanzas. En su lucha, se perfila una mujer y una letrada con mayúscula.

En el otro tomo, en letra itálica Eliana Mutio habla, en tercera persona, sobre los orígenes de sus defendidos, del árbol genealógico tan común en el campo de uniones y vástagos múltiples que ramificados son los que habitan los campos con diferentes apellidos y destinos. Y es donde en esta parte las descripciones de personas y lugares son palabras fotográficas de gran belleza que combinan la realidad con la magia y lo telúrico del campo. Y logra que lo disperso se una con un sentimiento de pertenencia.

Este libro es un cúmulo de personajes al mejor estilo de Macondo y un ejemplar al alcance de todos para aprender sobre la corrupción de ayer y de hoy. Eliana Mutio con esta publicación y, al final con glosario, pasa a ser un ejemplo al servicio de la verdadera Justica y una escritora al mejor estilo Gabriel García Márquez.

Marta Wolff

  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *